Muerte y dudas en Paraná: "Le apretaron el tórax y lo dejaron sin aire"

Muerte y dudas en Paraná:

"Tengo videos. Los policías lo torturaron y él solamente pedía ayuda", expresó la hermana de Ariel Goyeneche, el joven que murió tras ser detenido en Paraná.

Familiares y amigos de Ariel Goyeneche, el hombre que murió en Paraná tras ser detenido por la Policía de Entre Ríos, convocaron a una conferencia de prensa durante el velatorio de la víctima y denunciaron violencia institucional. "Le apretaron el tórax y lo dejaron sin aire", aseguraron.

Analía, hermana de Ariel Goyeneche, aseveró: "Era una persona muy buena, muy especial: era trabajador, amaba a su hija, sus amigos y tenía una enfermedad, que era la adicción; esto fue una recaída y, si la Policía actuaba correctamente y aplicaba los protocolos que corresponden, la muerte se podría haber evitado".

"Esto es un caso de abuso institucional. Tiene toda la cara lastimada, llena de hematomas. No me digan que no hubo violencia institucional. Confío en la Justicia pero a mi hermano no me lo devuelven. Quiero que esto no se repita", agregó, entre lágrimas, la hermana del hombre fallecido.

Muerte y dudas en Paraná: "Tengo videos"

"Él estaba en estado de consumo, sintiéndose perseguido. Él no tiene ningún antecedente penal, nunca había ingresado a una comisaría, era una persona totalmente pacífica. En vez de llevarlo a un hospital, que es lo que debían hacer, lo llevaron como si fuera un delincuente. No sabemos qué sucedió dentro del móvil policial", comentó Analía.

En ese sentido, remarcó el pedido de esclarecimiento de la situación en la que murió su hermano. "Tengo muchos videos en los que pasan 30 minutos y él está en el piso, con esposas, agarrado de los pies y con la cabeza contra el piso. Dos personas que se le suben al tórax y las piernas. Lo estaban torturando y él solamente pedía ayuda. Lo tenían que llevar al hospital, que lo tenían a 300 metros. A mi hermano lo dejaron morir, no le brindaron ayuda", afirmó.

Por su parte, Ayelén Militello, amiga de Ariel Goyeneche, reafirmó la denuncia de violencia institucional. "Más allá de los videos, hay gente que vio lo que sucedió. Hubo un trato deshumanizado. Le apretaron el tórax, lo dejaron sin aire. No aplicaron el protocolo. La impertinencia, la corrupción con que lo trataron, el autoritarismo", dijo y concluyó: "No hubo resistencia. Lo detuvieron, lo esposaron. Esto está muy complicado. Me preocupa muchísimo que suceda esto con gente tan buena, tan bondadosa".